La renta variable española empieza a dar señales de recuperación en los foros de bolsa tras la presentación de resultados y cara al fin de las restricciones para el verano y a la “vuelta a la normalidad”. Mientras en Estados Unidos las grandes tecnológicas se enfrentan a un 2021 con litigios anti monopolio y por manipulación de la información.