Todos en algún momento nos preguntado cuál es esa necesidad de las marcar, sobre todo de grandes firmas, de poner su logotipo o etiqueta en cualquier lugar visible dentro de su establecimiento y en todos los productos que salen de sus tiendas, pues la principal razón es que sus clientes puedan reconocer su marca y sobre todo quieren generar una imagen permanente en el cerebro de sus clientes; incluso los diseñadores recomiendan que se valgan de medios externos como lo son los pines metálicos para afianzarse y fidelizar a los clientes.

Recuerda, ni siquiera tenemos que cuestionarnos el etiquetado de los productos, es algo que va de cajón para que nuestros clientes tengan en la mente, es lo primero que nuestros clientes verán sobre nosotros, ni siquiera el producto, es el primer contacto real que vamos a tener incluso con nuestros futuros clientes, así podemos canalizarlos sobre el canal de compra.


Veamos, primero cuál es la utilidad de los elementos visuales de la etiqueta para el posicionamiento de la marca:

• Resultados de ventas, estudios al consumidor han demostrado que entre más atractivo se vea un producto, es más sencillo que el cliente lo compre, traduciéndose inmediatamente en ventas, de hecho se estima que la etiqueta, o lo que está contenga influye en un 70% la decisión de compra del consumidor, imagínate, es incluso mayor que el elemento precio.

• Atracción sobre el producto, cuando vamos de compras, lo primero que vamos a tomar, es lo que más nos llame la atención, de hecho se hace la selección antes de ver los precios; por eso, muchas marcas ponen regalos o producto extra para hacer destacar mucho más sus productos en las estanterías.

• Información del producto, la etiqueta es nuestro mejor vendedor que podemos tener, porque dirá al cliente todo lo que quiera saber sobre el producto; lo que nos ayuda a potenciar sus ventajas sobre otros productos similares y ayudará a los clientes a hacer una buena elección.